fbpx

 

La angustia de la infertilidad afecta a todos. Tanto los hombres como las mujeres sufren cuando el sueño de tratar de concebir a un niño, no parece que se está haciendo realidad. El tema de la infertilidad femenina suele tocarse con mayor frecuencia, pero esto está cambiando.

 

Se ha demostrado que el 40 al 50% de las parejas que experimentan infertilidad tendrán un factor masculino, que es un problema con la calidad, cantidad o movimiento (también conocido como motilidad) del esperma. El recuento bajo de espermatozoides, la infección, la disfunción eréctil y otros problemas de salud deben ser evaluados por un médico experto en fertilidad hasta identificar y corregir problemas simples o identificar problemas más serios. Si usted y su pareja han estado tratando de concebir durante seis meses o más sin éxito, ambos necesitan ser plenamente evaluados para determinar si existen problemas. Si usted y su pareja han sufrido múltiples abortos o ciclos de fecundación in vitro (FIV) previamente fallidos, el problema también puede estar relacionado con el varón.

Es importente, en todos los casos, abordar el problema de manera integral, con tacto y con mucha paciencia. Es importante no dejar de lado que la mejor manera de enfrentar estas dificultades es brindándose apoyo mutuamente y acudiendo a especialistas certificados que puedan orientarlos. Además de las consultas médicas es importante conocer algunos factores que suelen estar relacionados con la infertilidad masculina, a continuación les presentamos 5 de los más comunes:

1 – El cigarro o el humo del tabaco. 

Todos sabemos que fumar y masticar el tabaco no es saludable por una variedad de razones. ¡Ahora, aquí hay una más! Estos productos contienen nicotina y otras sustancias nocivas. Fumar provoca una vasoconstricción que hace que los vasos sanguíneos sean más pequeños, esto puede reducir la cantidad de flujo de sangre a los órganos vitales y disminuir la cantidad de oxígeno y nutrientes entregados a ellos. Detener el consumo de estos productos no sólo mejorará su salud en general, sino que reduce considerablemente la propensión a padecer trastornos relacionados con la infertilidad.

2 – Exceso de alcohol 

Consumir más de 3 a 5 bebidas por semana puede ser poco saludable, especialmente si usted está tratando de tener un bebé. El alcohol interviene de manera nociva en todos los procesos metabólicos y de funcionamiento general del cuerpo. Beber en exceso puede causar disfunción eréctil y muchas otras dificultadas ligadas a su salud sexual y reproductiva. No es necesario privarse ni tomar posturas extremas, solamente tener un consumo moderado.

3.- El sobrepeso.

Además de los conocidos riesgos para la salud de tener sobrepeso (riesgo de hipertensión arterial, enfermedad cardiaca o accidente cerebrovascular), esta condición también puede afectar la producción de esperma. El tejido adiposo (grasa) puede almacenar cantidades en exceso de estrógeno, hormona femenina, causando desequilibrios hormonales y, lo más grave, una disminución en la producción de testosterona, la hormona masculina primaria necesaria para la producción de esperma. El exceso de estrógenos puede incluso dar la apariencia de los senos en los hombres e interferir con la fase de excitación necesaria para la erección y la eyaculación.

4.- Lesiones en la ingle o en órganos reproductivos

Los testículos no descendidos, hernias o varcoceles son condiciones que pueden afectar la producción de esperma o el transporte del mismo. Si ha sido tratado por un urólogo en el pasado es muy importante informar a su especialista en fertilidad y tomar las acciones que se le recomienden.

5.- Algunos medicamentos

Algunos medicamentos para tratar problemas de presión, diabetes, colesterol alto, problemas tiroideos, artritis, entre otros, pueden ser perjudiciales para la producción de esperma. Consulte con su médico o farmacéutico para ver si su medicamento podría estar disminuyendo su potencial de fertilidad.

Fuente: SourceBecky Waldman

Call Now Button
×

Powered by WhatsApp Chat

×