fbpx
Según los especialistas, no existe una respuesta única, porque tanto los partos vaginales como los realizados a través de cesárea tienen ventajas e inconvenientes para la mujer. Por ello, si ya has experimentado una o más cesáreas, puede ser una decisión complicada decidir, junto con tu ginecólogo, cómo va a nacer tu próximo bebé.Estos son algunos factores que debes tener en cuenta:

1. TIEMPO

¿Cuánto tiempo ha pasado desde el último embarazo? No sólo es importante el número de embarazos que hayas experimentado, también lo es el tiempo transcurrido antes de quedar nuevamente embarazada. En cualquier caso, no es recomendable que éste sea inferior a seis meses.

2. COMPLICACIONES ANTERIORES

Si las anteriores cesáreas han sido delicadas y problemáticas, es necesario ser muy prudentes en las siguientes.

3. NÚMERO

¿Cuántas cesáreas te han sido realizadas anteriormente? No existe un estudio que defina un número exacto, pero muchos profesionales están de acuerdo en que tres cesáreas en total podría ser un número adecuado, aunque muchas mujeres experimentan dificultades en las segundas y otras pueden recibir cuatro sin problema alguno.

4. RIESGOS DE REALIZAR UNA CESÁREA SE INCREMENTAN DESPUÉS DE CADA NUEVA INTERVENCIÓN

Depende de cada mujer, de su historial médico y de cómo hayan ido las intervenciones anteriores.

RIESGOS PARA LA MUJER AL SOMETERSE A VARIAS CESÁREAS

Las mujeres que han recibido más cesáreas, se exponen a un mayor riesgo de:

Rotura uterina secundaria a rotura bolsa amniótica. Esta es la consecuencia más grave porque las cicatrices de las diferentes cesáreas van debilitando progresivamente la zona exterior del útero incrementando la posibilidad de rotura. La rotura de una cicatriz es una complicación grave durante un parto y puede tener consecuencias para el bebé pero sobre todo para la madre.

Las adherencias. Las adherencias son bandas de tejido similar al cicatricial que se desarrollan después de cada cesárea. A medida que el tejido cicatriza puede producirse contacto con otros órganos situados alrededor del útero, el intestino, epiplón o la vejiga. Con cada cesárea se realiza una cicatriz que tiene dos efectos, por un lado debilita la pared del útero y por otro la posibilidad de que se desarrollen adherencias, esto conduce a un mayor riesgo de que la zona cicatricial de las cesáreas pueda romperse.

EL PARTO VAGINAL TRAS UN PARTO POR CESÁREA

Algunas personas consideran que tras una cesárea no es posible dar a luz de nuevo a través de un parto vaginal, este pensamiento es erróneo. Sí es posible porque no existe ningún factor genérico que, en principio, lo impida.

La cesárea es una intervención segura que se realiza con frecuencia en todas la clínicas, no se trata de una intervención de riesgo siempre que se tengan en cuenta determinadas consideraciones.

En definitiva, para saber si en tu caso es factible o incluso recomendable realizar una nueva cesárea, te recomendamos que lo consultes con un ginecólogo, tras estudiar tu caso,  podrá decirte si existen factores que recomienden prudencia a la hora de realizar nuevas intervenciones o bien si éstas pueden realizarse con normalidad.

De hecho, si tras una cesárea tu ginecólogo considera que no es recomendable realizar otras, es muy probable que te lo comunique para que lo tengas en cuenta a la hora de programar nuevos embarazos.

 

 


Fuente:

 

 

Call Now Button
×

Powered by WhatsApp Chat

×