fbpx

Tener una tiroides incluso ligeramente hipoactiva podría interferir con la capacidad de una mujer de quedar embarazada, encontró un nuevo estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.

Hace cierto tiempo que los médicos saben que las mujeres con niveles bajos de la hormona tiroidea tienen problemas con la fertilidad, señaló la autora principal del estudio, la Dra. Pouneh Fazeli, profesora asistente en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard y neuroendocrinóloga en el Hospital General de Massachusetts, en Boston.

Pero este estudio sugiere que pueden surgir dificultades incluso cuando la tiroides, una glándula con forma de mariposa ubicada cerca de la garganta, funciona en el extremo inferior del rango normal.

Más de una cuarta parte de las mujeres en el estudio que presentaban una esterilidad no explicada mostraban señales de que la glándula tiroides funcionaba a niveles normales bajos.

Esas mujeres tenían más o menos el doble de probabilidades de tener niveles más altos de la hormona estimulante de la tiroides (HET) que las mujeres que no concebían debido a problemas con el conteo espermático de su pareja de sexo masculino.

La HET es producida por la glándula pituitaria, e instruye a la glándula tiroides para que produzca más hormonas cuando es necesario. Los niveles elevados de HET pueden indicar una tiroides hipoactiva.

“Uno puede imaginarse lo difícil que es escuchar que no hay una explicación obvia sobre la incapacidad de quedar embarazada”, planteó Fazeli. “Esto podría ayudar a explicar algunos casos de esterilidad sin explicación”.

Pero el estudio no probó un vínculo causal, solo una asociación.

“Lo que no sabemos es si administrar la hormona tiroidea a alguien que está en esta situación en realidad mejorará el tiempo que pasa para la concepción”, dijo Fazeli. “Ese es en realidad el próximo paso crítico”.

El hipotiroidismo (unos niveles de tiroides bajos diagnosticados) provoca unos ciclos menstruales muy irregulares, lo que interfiere con la ovulación y la concepción, dijo Fazeli.

El nuevo estudio se publicó en la edición en línea del 19 de diciembre de la revista Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Pouneh Fazeli, M.D., assistant professor, Harvard Medical School, and neuroendocrinologist, Massachusetts General Hospital, Boston; Tomer Singer, M.D., director, reproductive endocrinology, Lenox Hill Hospital, New York City; Alan Copperman, M.D., director, reproductive endocrinology and infertility, Mount Sinai Health System, New York City; Journal of Endocrinology & Metabolism, Dec. 19, 2017, online

Las noticias son escritas y proporcionadas por HealthDay y no reflejan los puntos de vista de la política federal, las opiniones de MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales de la Salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.

Source link

Categories:

Call Now Button
×

Powered by WhatsApp Chat

×