fbpx

Llevar una dieta saludable es tan importante antes del embarazo como durante el mismo. Las mujeres que consumen más comida rápida y las que comen muy poca fruta tardan más en embarazarse que las mujeres que incluyen varias porciones de fruta en su dieta diaria, según un estudio realizado.

Las mujeres que consumieron fruta menos de tres veces al mes tardaron medio mes más en embarazarse que las mujeres que consumieron fruta tres o más veces al día en el mes previo a la concepción. De igual forma, las mujeres que consumieron comida rápida cuatro o más veces por semana tardaron casi un mes más en embarazarse que las mujeres que consumieron varias porciones de fruta al día.

Hacer modificaciones pequeñas en el consumo alimentario podría tener beneficios para la mejora de la fertilidad. Los datos indican que el consumo frecuente de comida rápida prolonga el tiempo para embarazarse. No obstante, se necesitan más investigaciones para evaluar el posible efecto de una gama de alimentos más amplia sobre el embarazo.

HAMBURGUESAS, PIZZA Y POLLO FRITO

Datos examinados de 5,598 mujeres embarazadas en Australia, Nueva Zelanda, Reino Unido e Irlanda, ninguna de ellas habiendo tenido hijos, durante su primera consulta prenatal (entre la 14ª y la 16ª semana de embarazo), se les preguntó cuánto habían tardado en quedar embarazadas y detalles sobre su dieta en el mes previo a la concepción. Se les preguntó específicamente con cuánta frecuencia comían fruta, vegetales de hoja verde, pescado y comida rápida: hamburguesas, pizza, pollo frito y papas fritas compradas para llevar o en restaurantes de comida rápida. No se incluyó la comida rápida comprada en supermercados o consumida en casa. Cuando los investigadores analizaron los efectos de la dieta en la infertilidad, descubrieron que en el caso de las mujeres que tienen un menor consumo de fruta, el riesgo de infertilidad aumentó del 8 al 12%; en el caso de las mujeres que consumieron comida rápida cuatro veces a la semana o más, el riesgo aumentó del 8 al 16%.

Los investigadores también determinaron que el consumo de vegetales de hoja verde o pescado previo al embarazo no afectó el tiempo que tardaron en embarazarse. también reconocieron que una de las debilidades del estudio fue que no recabaron información alimentaria de los padres.

En otro estudio reciente sobre la dieta masculina y los marcadores de fertilidad se determinó que el mayor consumo de frutas y verduras se relaciona con el incremento en la movilidad de los espermatozoides, mientras que un mayor consumo de alimentos ricos en grasas y dulces podría reducir la calidad del semen.

LA NECESIDAD DE NUTRIRSE BIEN

En un estudio diferente, las mujeres tuvieron que recordar qué habían comido semanas antes de la concepción. Se les preguntó sobre su dieta antes del principio de su embarazo. Se pudo determinar que las mujeres que tienen obesidad o sobrepeso suelen tener problemas de irregularidad de ciclos e infertilidad y pueden tardar más en concebir, así como es más probable que una mujer que consume comida rápida más de cuatro veces por semana sea obesa. Es por ello que se recomienda evitar el exceso de peso durante el embarazo y llevar una dieta saludable, tanto antes como después del embarazo. Tras las observaciones realizadas, se pudo determinar que la falta o poca ingesta de pescado, frutas y verduras contribuyó a efectos poco positivos en la fertilidad, así como en la nutrición.

Antes de embarazarte, debes alcanzar tu peso ideal y debes llevar la mejor dieta posible. Es muy difícil pasar de comer mucha comida chatarra a dejarlo todo, incluso el alcohol, cuando de repente quedas embarazada.

Adquiere hábitos alimenticios buenos antes de embarazarte. 

 

Fuente:

Call Now Button
×

Powered by WhatsApp Chat

×