Los investigadores analizaron muestras de 33.876 hombres de 340 ciudades chinas con diferentes niveles de contaminación ambiental.

La contaminación del aire es capaz de afectar negativamente a la calidad del esperma, concluye un estudio publicado esta semana por un grupo de científicos chinos en la revista JAMA Network.

En la investigación, los científicos destacan la incoherencias y las pequeñas muestras características para la mayoría de los estudios previos, al tiempo que subrayan “el creciente descenso de la calidad del esperma en China”.

Para evaluar la posible conexión entre la contaminación del aire y la calidad del esperma a escala nacional, los investigadores chinos analizaron muestras de 33.876 hombres cuyas mujeres habían recurrido a técnicas de reproducción asistida en un centro de Shanghái entre el 1 de enero de 2013 y el 31 de diciembre de 2019. Los participantes, de una edad promedio de 34 años, provenían de 340 ciudades chinas y vivían expuestos a diferentes niveles de la contaminación del aire.

En el marco del estudio, los científicos evaluaron características del esperma como el conteo de espermatozoides, su concentración y la motilidad total y progresiva durante los 90 días previos a la eyaculación de semen mediante un sistema de análisis asistido por ordenador.

Empeora la motilidad

Si bien no se descubrió una conexión entre la contaminación y el conteo o la concentración de los espermatozoides, el análisis sí permitió establecer una correlación entre los niveles altos de contaminación del aire y la baja otilidad del esperma, que evalúa la capacidad de movimiento de los espermatozoides. “Durante todo el proceso del desarrollo de los espermatozoides, la exposición a niveles más altos de material particulado mostró una asociación significativa con una motilidad total y progresiva de los espermatozoides más baja”, escriben los científicos.

También se descubrió que el tamaño de las partículas podría tener efectos diferentes en el esperma. Así, la calidad del esperma expuesto a partículas con un diámetro de menos de 2,5 micrómetros se redujo un 3,6 %, mientras que la exposición a partículas con un diámetro de 10 micrómetros provocó una disminución de un 2,44 %.

Según los investigadores, los hallazgos son una prueba más de que la exposición a la contaminación del aire por partículas durante la espermatogénesis puede afectar negativamente la calidad del esperma. Al mismo tiempo, subrayan que el descubrimiento pone de relieve la necesidad de reducir la exposición a la contaminación de este tipo en hombres en edad reproductiva.

Fuente: actualidad.rt.com